LA HUMILDE: YA CHOLE CON SALGADO MACEDONIO

0
908

Me resulta inverosímil que en este país, donde aún nos lamemos las heridas de una conquista de hace 500 años, de la cual exigimos una disculpa por parte del propio gobierno español, hagamos gala de mala memoria de corto plazo.

A mi no me gusta hablar de política, y mucho menos dar mi opinión en público. Los partidos políticos y sus defensores son lo mismo que los equipos de futbol y sus hinchas. No se puede razonar con fanáticos. La sangre hierve, las enemistades nacen, las amenazas son lanzadas, se profieren los insultos, y la violencia encuentra cráter nuevo para la erupción.

Entonces, como no me gusta crear controversias ni enemistades, no voy a escribir sobre la inmensa cola que se cargan ciertos personajes de la política, cambiando de partido como Ibrahimovic de equipo. Tampoco haré mención de las inconsistencias en el discurso de «alguien» que de seguro se va a defender diciendo que tiene otros datos.

Lo que me mueve a esta redacción, es la desmemoria popular y la preterición de las instituciones que juegan al «borrón y cuenta nueva», manteniendo a flote la permanencia de personajes tan dolosos, ruines e indignos de llamarse servidores públicos como Félix Salgado Macedonio.

A muchos les caerá por sorpresa que este actor político esté en medio de la polémica justo cuando quiere ser gobernador de Guerrero. Muchos dirán que es parte de una campaña mediática contra un valeroso aliado del Tlatoani supremo que, justo por su lealtad le han puesto tretas tan injustas como la de ponerle demandas por violación.

Valerosas mujeres superaron el miedo e hicieron la denuncia contra este caudillo morenista, a pesar de ser amenazadas, socavadas y, lo peor de todo, siendo calificadas de oportunistas. El sufrimiento, la humillación, la violencia de la que fueron víctimas, son interpretadas por las esferas altas del pino, como parte de una estratagema de los contrincantes electorales para desprestigiar a Salgado Macedonio. ¿Cuan baja debe ser la calidad moral de alguien para pensar que alguien denuncia una violación con fines partidistas? (en esta vida todo es posible, pero de plano tratar este caso como linchamiento mediático, en serio que poca… empatía).

Aquí se abre más el tema de la mala memoria. Una de las denuncias fue hecha en 2017 y no causó mella alguna para que el «guerrero» saliera airoso de las elecciones del 2018 donde consiguió por amplio margen el puesto que ahora ostenta de senador (en licencia, claro). ¿Si aquella vez no fue linchamiento, por qué ahora si?. Ah, y lo de guerrero lo digo, por que el señorcito en 2001 se gastó su lana (supongo que la de los contribuyentes de aquel entonces) para protagonizar su propia película con ese título. Además, en 2002 soltó otro billete para producir su disco «Al corazón le vale». Cosa curiosa, por que entonces era diputado federal en funciones de la LVIII Legislatura, justo cuando un amigo, ahora defensor suyo, era gobernador del D.F.

¿Alguien les platicó o recuerdan de un personaje que dijo estar en contra del cambio de horario de verano, por que ya no iba a poder «echarse el mañanero»? Uno que hizo desmanes y quemas fuera del congreso, que lo grabaron en estado de ebriedad soltando golpes a un policía… ¿Se acuerdan?, ¿adivinan quién es?

Ahí esta el detalle (diría Cantinflas), que poca memoria tenemos y cómo se hacen de la vista gorda otros. Aplaudo, reconozco a las valerosas mujeres que hicieron su denuncia. A ellas y a todas las victimas de este y otros crímenes brindo mi respeto, empatía y mi solidaridad. Por ellas y por principios morales, me uno al llamado que se le hace al presidente: ¡Rompa el pacto!.

No me sorprende en nada que semejante tipejo sea denunciado y menos sorpresa me causaría que tenga un buen legajo de delitos cometidos. Siendo honesto, lo que me saca de mis cabales, es que no se le haya puesto un alto desde hace tanto tiempo. Se veía venir, el lobo ya había enseñado las fauces; las muestras están al alcance de todos. Este y otros que siguen en su nube de inmunidad e impunidad deben ser detenidos y sacados de toda clase de actividad política y gubernamental (y de la sociedad, caramba). Don señor AMLO dijo hace un par de días en su mañanera (él si puede echársela), que «ya chole» con el tema de las acusaciones contra el candidato a la gubernatura de Guerrero… Perdóneme señor, pero en LA HUMILDE opinión de quien esto escribe, lo que debería decir es: «ya chole con Félix Salgado Macedonio».

Ya nomas por no dejar, se me hace curioso que el Salgado Macedonio, siendo diputado estuviera jugando al actor y al cantante; mientras que ahora, actores, cantantes, deportista y famosillos quieren jugarle al diputado, senador, gobernador, etc… El pueblo olvida y al gobierno, como al corazón «le vale».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here