Gerardo Carrillo. Chocolate Bakan

0
1411

El cacao es una fuente increíble de contenido nutricional como el magnesio, potasio, fósforo, vitaminas, antioxidantes, entre otros elementos que dan energía, estimulan la circulación sanguínea, reaniman y activan la lucidez mental, por si fuera poco también aumenta los niveles de serotonina y endorfina en el cerebro mejorando el humor y aumentando el placer, no por nada su nombre científico es Theobroma Cacao “Alimento de los dioses”

Todo esto lo tiene muy presente Gerardo Carrillo fundador de Chocolate Bakan, marca local enfocada al cultivo y producción de productos a base de cacao, y como en Mural Morelia queremos ayudar en la difusión del trabajo de nuestros emprendedores locales decidimos entrevistarlo para conocer los detalles de su propuesta. Acerca del nombre compartió “Bakan, es un término que llegó a este continente por marineros genoveses y que, entre otras cosas, quiere decir bueno, bonito y/o elegante; se utiliza mucho en sudamérica y después de vivir muchos años allá adopte el término” 

“Más vale ser cabeza de ratón que cola de león”

El proyecto inició hace cuatro años cuando decidió regresar a vivir en México “No quise trabajar como empleado y decidí hacer chocolate porque es tradición familiar, aunque nunca lo habíamos comercializado” Curiosamente el cultivo del cacao es casi inexistente en nuestro estado aunque regiones como Tierra caliente tienen las condiciones óptimas para producirlo, donde de hecho, siglos atrás lo cultivaban “Empecé a buscar las plantas de cacao en donde las sabíamos encontrar y me topé con que ya no había en la región de Uruapan, eso me invito a comenzar expediciones en tierra caliente; una vez que las encontré en Nuevo Urecho con la familia González Luna, guardianes del cacao de esa zona, empezamos a reproducir los árboles y a fomentar el cultivo en la región”

El motivo principal por el cual se abandonó la producción de este emblemático alimento fue porque se empezó a importar de África. Vivimos en un capitalismo salvaje y un cultivo que no es rentable se abandona y se olvida, sin embargo, México sigue siendo rico en la elaboración de atlaquetzalli (agua preciosa) bebidas a base de cacao, entre las más famosas están: el chilate, de Guerrero; el tejate, de Oaxaca; el popo, de Veracruz; el agua de barranco, de Tlaxcala; el pozol, de Chiapas y Tabasco; o en Michoacán el atole negro también conocido como atole de chaqueta, solo por mencionar algunas, y esta marca también las incluye entre su oferta “Básicamente comercializamos y promovemos la semilla de cacao tostada, chocolate tipo bombón para degustar y acompañar un café o un vino, y hacemos diferentes bebidas de autor como la chocolatada que entre sus ingredientes lleva ajonjolí, una semilla muy nutritiva que se produce muchísimo en Michoacán y que solo vemos en el mole y en el pan”

“Téngalo presente, el cacao, el sabor del continente”

La distribución de la marca es muy variada, se conoce en diferentes espacios y con diferentes propuestas pero realmente el fuerte del proyecto es la venta en el tianguis con el objetivo principal de hacerlo accesible para todos “La presentamos en mercados orgánicos o eventos empresariales como en el Salón Chocolate del World Trade Center, pero el fuerte del proyecto es el tianguis porque es un espacio donde llega toda la gente, es donde podemos realmente confluir y hacer una coexistencia porque en el momento en que te compran la semilla o el chocolate estamos entrando a la canasta básica familiar. En Michoacán existe todo un vestigio ancestral con respecto al chocolate y es super precioso llegar a esos lugares y volver a reincidir para que podamos otra vez disfrutar de este elemento tan valioso”

“Solo con nombrar la palabra chocolate la gente sonríe”

El panorama local para la venta de estos productos va muy bien, es muy noble; como decía el tres veces grande Hermes Trismegisto – Es todo efecto y causa, causa y efecto. En este aspecto el cacao como el vino tienen la venia bendita, a todo mundo le gustan. Lamentablemente el país no es responsable ni del 1% de la producción mundial, de 5 chocolates que hay en México 4 están hechos con cacao africano “Realmente no me he enfocado en hacer crecer mi marca, me es más interesante fomentar en la región el cultivo de cacao, vainilla y diferentes maderas como el cacahuananche. Debemos tener cacao para proveer a nuestro estado y al país, y si sobra lo podemos exportar pero parte de la visión del proyecto es que la mayor parte se quede en México. Es todo un reto apropiarnos otra vez de estos cultivos, y de este conocimiento ancestral porque somos lo que comemos y es interesante consumir otra vez cosas de calidad como el chocolate y el maíz que, además, son nuestra cultura”

El cacao es un árbol modesto que gusta de vivir entre gigantes, para desarrollarse ocupa otros árboles de estratos altos, agua, y calor “Es una excelente propuesta para cuidar nuestras selvas y fomentar la cosecha de agua que ayudará a nuevamente tener mantos freáticos con agua limpia y abundante para todos” concluyó.

Este sábado 7 de diciembre podrán encontrar sus productos en el Festival del Café, Chocolate y Vino que desde las 9:00 AM tendrá sus puertas abiertas, también te invitamos a visitar su página en Facebook Chocolate Bakan para que conozcas a detalle su oferta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here