Flaviana Moreno presenta: Ojos tengan no me vean, zarambeque para diablo cojuelo

0
1197

Originaria de Morelia, Flaviana Moreno es Licenciada en filosofía por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y egresada de la Facultad de Teatro por la Universidad Veracruzana, se desarrolla como actriz, marionetista y dramaturga. Este fin de semana presentará la segunda temporada de su más reciente proyecto escénico: Ojos tengan no me vean, zarambeque para diablo cojuelo. Iniciando hoy viernes 13 de diciembre y hasta el domingo 15.

Mural Morelia reconoce la excelente calidad de su trabajo y para recomendarlo como una de las actividades que este fin de semana no puede faltar en tu agenda, la entrevistamos para compartir en exclusiva los detalles.

Iniciemos conociendo un poco sobre ella y su recorrido en el trabajo escénico. Siendo ya licenciada en filosofía su primer acercamiento con la construcción de muñecos y títeres en un taller impartido por el titiritero Carlos Converso, la llevó a estudiar teatro; anteriormente ya escribía cuentos fantásticos que se volvieron inspiración en la estética de los personajes que crea: habitantes del mundo de los duendes, de las hadas, y de las brujas; cada uno de ellos con habilidades y oficios específicos y diferentes. Entre las técnicas de títere que utiliza encontramos los títeres de mesa, técnica que surge de una modificación de varios estilos como el bunraku japonés, basado en la manipulación de la marioneta con tres operadores; técnica con la que empezó a trabajar con el grupo La Tramontana en Xalapa, Veracruz. Actualmente también se enfoca en el títere híbrido, basado en que partes del cuerpo de éste sean extensiones del cuerpo del manipulador “Hay muchas formas de explorar dentro del universo de los títeres pensándolos como objetos, hablar de títeres es hablar de la animación del objeto y del objeto como una animación del cuerpo”, comenta.

Para Flaviana las artes escénicas son un reflejo de la vida que siempre va más allá; es decir, nos hablan de nuestra relación con el otro, con lo humano, con el espacio, o con lo divino, no necesariamente en términos religiosos, sino lo divino como una energía que por algún milagro nos sostiene en este mundo y que por más explicación científica que pueda darse no encuentra el principio de todas las cosas, “Preguntarse por estas relaciones es objeto de las artes escénicas, pero ellas solo son un área de una inmensa rama”, expresó.

M.M: ¿Cómo defines tu trabajo?

F.M: Para mí es una investigación, de hecho, la obra de Ojos tengan no me vean […] nace de un proceso de investigación y documentación, de preguntas en relación con los objetos y con la espiritualidad en la práctica de sus expresiones populares, es decir, ¿cómo es que hay ciertos elementos de un sincretismo espiritual que siguen estando vigentes en nuestra cotidianidad? seamos religiosos o no. Me interesa mucho el trabajo de investigación sobre las tradiciones y esto surge a raíz de mi trabajo con los títeres, porque la forma en cómo nos relacionamos con los objetos expresa la forma espiritual en que nos relacionamos con el entorno, por ejemplo, el plástico desechable nos da ciertos rasgos sobre la forma en que nos estamos relacionando con nosotros y con el mundo; falta una empatía porque no sientes una relación ¿cómo haces algo exterior a tu cuerpo parte de ti? entonces claro, ¿Qué relación vas a tener con el mundo si no sabemos como eso forma parte de nosotros?

                    “No vueles, Mariona. La tierra todavía necesita que te arrastres”

Funciones

Con dramaturgia, dirección y realización de títeres a cargo de la artista, se presenta el segundo trabajo de la compañía La Sombra Rinconera, Teatro de acumulación de objetos, este fin de semana con la obra Ojos tengan no me vean, zarambeque para diablo cojuelo en Foro Eco (Nicolás Bravo #430 Centro) los días viernes 13, y sábado 14  a las 20:30 hrs y el domingo 15 de diciembre a las 18:30 hrs, la cooperación general es de $100 pesos y para estudiantes, profesores e INAPAM a $80 pesos, por descuentos acostumbrados. 

Pero ¿de qué va la obra? Moreno, comparte con nosotros la sinopsis: En un paraje desconocido de la Nueva España, se reúnen los fugitivos Catalina Soloyo y su hermano Juan Lorenzo, ambos esclavos libertos y adoptados por Mariona Cieneguillas, una bruja mestiza. Los tres son perseguidos luego de ser denunciados por Emilia de Ocampo, una aristócrata criolla procesada por practicar hechicería amorosa a su marido y a otros hombres, con ayuda de los negros. Esta obra, plagada de hechizos, oraciones heréticas, venganza, crímenes pasionales debate las sombras más ensombrecidas del sincretismo religioso novohispano y las regiones más trágicas del amor.

Por otro lado y para finalizar, el trabajo de investigación y escritura rondó los dos años, y como se deja entrever anteriormente, estuvo enfocado a revisar testimonios varios de procesos de hechicería en la Nueva España. El pasado 2018 el proyecto fue apoyado por el Programa de Creadores Escénicos del FONCA en la categoría de actores y actrices de teatro de títeres. “En el proceso de deconstrucción y de resolución del montaje se vio la necesidad de integrar actores, entonces, esta es una obra de títeres con actores. En escena colaboramos Gunnary Prado, Gilberto Arredondo, Landy Medina y su servidora, pero también detrás hay todo un equipo, Laura Martínez y Abdiel Villaseñor, como asesores corporales; Ben Hadad Guzmán en el vestuario, Cristina Bustamante en el diseño de cartel, la realización de audio a cargo de Silver Moreno, y las voces en off prestadas por César López Rochlin y César Chavez” dijo, también compartió que para 2020 están concretando una versión para radio y giras fuera del estado. 

No pierdas de vista su trabajo, te invitamos a visitar la  página de la compañía en Facebook @SombraRinconera y la página web de Flaviana Moreno, Casa Coppelius, especializada en construcción de muñecos, títeres y máscaras. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here